Ir al contenido

Homilética

57

Cincuenta y siete

    Una situación límite pone a prueba y echa por tierra todas las habilidades retóricas de un predicador cristiano.