discipulado

Jesús el líder ausente

Jesús el líder ausente

El Señor no nos envió a hacer nuevos conversos, sino a hacer “discípulos a todas las naciones” y la forma del discipulado debe ser cómo Él mismo lo realizó: